Sobre la Confederación

Confederación Ecuatoriana de Organizaciones de la Sociedad Civil
CEOSC

La Confederación Ecuatoriana de Organizaciones de la Sociedad Civil(CEOSC) es una corporación de derecho privado, sin fines de lucro, de tercer grado, que busca el bien común, la integración, promoción y representación de sus miembros para contribuir a la democracia, el desarrollo y la solidaridad en el ecuador en cumplimiento de los fines constitucionales y legales del buen vivir.
La CEOSC tiene por finalidad promover el trabajo mancomunado para agrupar, fortalecer y representar a sus asociados para la autorregulación del sector, con sujeción a la política pública, y contribuir a la transparencia, la democracia, el desarrollo sostenible, el reconocimiento y promoción de los derechos humanos, la solidaridad y la superación de la exclusión en todas sus expresiones.

MISION

Contribuir a la igualdad, transparencia y solidaridad entre sus miembros aportando al desarrollo de los derechos colectivos y las garantías individuales, a través de potenciar, implementar y difundir un trabajo mancomunado dirigido a visibilizar, articular, fortalecer, representar y servir a sus confederados.

VISIÓN

La CEOSC es una organización fortalecida y con una estructura consolidada en cada una de las provincias del Ecuador, potenciando las capacidades de sus miembros. Es reconocida a nivel nacional e internacional, vista por otros sectores como un interlocutor válido, representativo y legítimo, lo que le permite incidir en el logro de sus objetivos

APOYO INSTITUCIONAL Y ADMINISTRATIVO

Grupo FARO es un centro de políticas públicas dedicado a incidir en políticas públicas para construir una sociedad más democrática, innovadora, sustentable e incluyente a través de la investigación, el diálogo informado y la acción colectiva. La CEOSC funciona junto a FARO como organización acogiente y con el respaldo institucional de la organización que además preside la CEOSC

HISTORIA DE LA CONFEDERACIÓN

En 2016

A finales de 2015 la Unión Europea reconoció la importancia del proceso con los colectivos sociales y aprobó la implementación de un proyecto de integración y fortalecimiento de la asociatividad en el Ecuador. Desde enero de 2016 la CEOSC lleva adelante un proceso de conformación de su entidad jurídica, fortalecimiento del tejido social en varias provincias del Ecuador y un análisis de varios temas de participación, marco legal y oportunidades de sostenibilidad en favor del sector de la sociedad civil del país.

En 2013

El 2013 inició con la necesidad de contar con un cuerpo colegiado que se oriente hacia el fomento de la unidad entre las OSC y La generación de colaboración con el Estado y el sector privado. Con el nacimiento de la Confederación, se ha dado un paso importante para el fortalecimiento de las organizaciones ciudadanas del país. El desafío ahora es consolidar este espacio para generar diálogos y acuerdos tanto con el sector público como privado y lograr juntos lo que difícilmente se podría alcanzar de forma aislada.

EN 2012

En octubre de 2012. Las OSC del país reafirmaron su compromiso de transparencia y presentaron el estado de sus finanzas y los resultados de La implementación de sus agendas de trabajo. En esta ocasión, 102 organizaciones se sumaron a la iniciativa, triplicando la cantidad de entidades que participaron en el 2011. Esto demuestra el interés de las OSC por acercar la información de su trabajo a la ciudadanía.

En 2011

El debate dio paso a las acciones y en marzo de 2011 se llevó a cabo la Primera Rendición de Cuentas Colectivas de las OSC ecuatorianas. Esta iniciativa reunió a 37 organizaciones y permitió abrir puntos de reflexión sobre la necesidad de entregar información actualizada sobre el trabajo que realiza el sector.

En 2009

La Confederación es el resultado de un camino que inició en 2009 con el análisis y reflexión del Decreto Presidencial 982 para la regulación de las OSC y que avanzó hacia la construcción de estatutos en base a un diálogo consensuado entre las organizaciones de diversas provincias. El Decreto 982 fue la ocasión para que más de 100 organizaciones iniciaran un proceso participativo de debate sobre los roles de las organizaciones de la sociedad civil, sus aportes a la ciudadanía y el fortalecimiento del sector. De este modo surgió el Colectivo de OSC como una primera aproximación a un trabajo conjunto entre las organizaciones del país.